Casas prefabricadas las nuevas protagonistas

Las casas prefabricadas se convierten en las nuevas protagonistas del mercado inmobiliario. Su rápida construcción y las modificaciones personales que quieren los propietarios hacen de estas un bien de gran interés.

Muchas personas no conocen bien los materiales con los que están construyendo estas viviendas, ese desconocimiento hace que no se propaguen más estos modelos. Cuando una persona se decide a construir una casa de este tipo, lo primero que se pregunta es qué material está hecho. Hay materiales de todo tipo, cartón, madera, hormigón.

Pero ¿Cuál es la mejor? eso depende del lugar y el uso relativo que se va a dar, lo que más convence al propietario, lo que se quiere gastar, los costos de mantenimiento que están dispuestos a pagar entre otras muchas variables.

A continuación, explicaremos cuales son las características de estas construcciones:

Las casas de hormigón, se fabrican con bloques de migración por módulos. Tienen una buena resistencia al paso del tiempo y ofrecen las mismas posibilidades que las casas tradicionales, en relación con su precio, esto es muy asequible convirtiendolas en una buena opción calidad precio.

No existe un precio exacto para una vivienda prefabricada de este tipo, esto depende de los extras y el diseño que le ofrece la vivienda. Pueden ir desde las “low cost” simples a casas de lujo con diseños espectaculares. Las características y el tamaño influyen en el precio final.

Una de las grandes ventajas con las ventajas de que es en el futuro, puede tener una habitación o una piscina, se puede añadir sin problemas.

Estas viviendas modulares, como su nombre indica, se construyen por módulos que luego se van uniendo. La construcción completa se realiza en la fábrica. Después se trasladó a la parcela donde se va a levantar la casa.

El mantenimiento es mínimo aunque es necesario que pasen revisiones. Las casas de madera frente a la madera ofrecen una serie de ventajas:

  • Son más duraderas y estables
  • Necesitan poco mantenimiento
  • Aisla mucho mejor el sonido de fuera
  • Tienen mayor valor a la hora de revenderlas

Por otro lado, las casas de madera, son más baratas y sencillas pero necesitan mayor mantenimiento que el resto de las construcciones y su ciclo de vida es menor.

Normalmente son muy baratas, por el precio de los materiales que las componen. La madera es un buen aislante que se transporta de manera rápida.

Igual que las pesas, las dimensiones de la madera, las dimensiones, el tamaño y el diseño. Aunque hay casas prefabricadas de madera muy económicas y que no tienen unos precios muy altos.

Se construye mediante ensamblaje de laminados, aglomerados, fibras o madera natural en conjunto con sistemas de aislamiento térmico. La casa es mejor cuando está compuesta por un mayor número de materiales. Se construyen en la fábrica y se transportan a la parcela y ahí se unen las partes en el lugar deseado.

Su mantenimiento necesita de tratamientos especiales para la madera que suponen una mejora de la resistencia de la misma ante el paso del tiempo. Hay que aplicar capas de barniz para que dure más. Su mantenimiento se realizará cada cuatro años del clima, la exposición solar y el lugar en donde se encuentre asentada.

Sus ventajas son:

  • Movilidad por materiales ligeros
  • Económicas
  • Impacto menor que el otro tipo y se considera ecológico para el uso de materiales que se utilizan en su construcción
  • Resistentes al paso del tiempo y la metereología

Más información en http://www.misegurodeconstruccion.com/